31.3.02

JAVIER SARDÁ, EL PRIMER HABITANTE DE MARTE



Javier Sarda

Javier Sardá es un catalán que en tan sólo cinco años se ha convertido en el habitante más conocido de Marte. En 1997 se trasladó al planeta rojo para intentar descifrar la complejidad de la Tierra, gracias a la información que recibe de sus colaboradores “marcianos”. Desde entonces, su programa “Crónicas marcianas” es el más visto en las noches televisivas españolas.

Sardá es Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona. Nació el 16 de abril de 1958 y su vida siempre ha estado vinculada al mundo del periodismo, y a pesar de que actualmente es uno de los presentadores de televisión con más carisma en nuestro país, se forjó como profesional de la comunicación en la prensa escrita y, sobre todo, en la radio.

Tras sus inicios como cronista musical en diversos periódicos como “Catalunya Express”, “Avui”, “El Noticiero” o “Mundo Diario”, con 19 años obtuvo una beca en Radio Nacional de España en Barcelona. No se podía imaginar que diez años después fuese nombrado jefe de programación. En dicha emisora condujo, desde 1987 hasta 1991, el programa “La Bisagra”, espacio radiofónico donde nació el Señor Casamajor.

El Señor Casamajor, su alter ego

No se puede hablar de Javier Sardá sin mencionar a su otro “yo”, el Señor Casamajor. Este personaje es un anciano socarrón, irónico y sincero que nació en 1987 con 84 años y que aún hoy afirma tener la misma edad. En 1992 el Señor Casamajor se incorpora a la cadena SER para colaborar en el programa de Iñaki Gabilondo, “Hoy por hoy”. Un año después, Javier Sardá fichó por la misma emisora y, junto a su anciano amigo, presentó hasta 1997 el programa “La ventana”.

Posteriormente, el Señor Casamajor se ha convertido en un “marciano” que ha adquirido forma televisiva en el cuerpo del inigualable Galindo. A pesar de que parecía haber encontrado su sitio en la ondas radiofónicas, Sardá decidió probar suerte en televisión. Así, aparte de colaborar como guionista en el programa de Ángel Casas y en el de La Trinca, también inició su andadura delante de las cámaras en un programa dirigido al público infantil, “Juego de niños” en Televisión Española. En esta línea, Javier Sardá también ha trabajado para la productora Gestmusic en diversos programas como “Olé tus vídeos” en la FORTA, “Betes i films”, “Tot per l´audiéncia”.

Continuó en “Sembla mentida” en TV3, “Todos somos humanos” en Antena 3 y “Moros y cristianos” en Tele 5, donde, además de presentador, fue director.

A la conquista de Marte

Cuando Pepe Navarro tocó fondo con su programa “Esta noche cruzamos el Mississippi”, los responsables de Tele 5 pensaron en Sardá para cubrir el vacío que quedaba en su programación. No se equivocaron, “Crónicas Marcianas” es líder de audiencia desde 1997, el año en el que comenzó y sólo ha sido desbancado por el fenómeno televisivo de “Operación Triunfo”.

Hace cinco años que Javier Sardá se fue a Marte y aún no ha regresado. El motivo de su viaje al planeta rojo fue el de analizar e intentar dar un sentido a lo que ocurre en la Tierra con la inestimable ayuda de sus colaboradores “marcianos” que le proporcionan información: Boris Izaguirre, Galindo, Mariano Mariano, Javier Cárdenas, Fernando Ramos, Coto Matamoros o El Conde Lecquio, entre otros, dan su versión, siempre divertida y socarrona, sobre todo aquello que nos preocupa a los terrícolas.

En definitiva, el presentador catalán ha convertido su programa televisivo “Crónicas Marcianas” en líder indiscutible de las noches españolas. Su secreto es una mezcla de espectáculo, ironía, diversión, humor e información.

(ESTILISMO - Julio 2002)

28.3.02

TELEIMPACTOS DE CRÓNICAS MARCIANAS DEL MES DE MARZO



Sarda con el clon de Rosa

La eurovisiva Rosa ya tiene clon. Carlos Latre transmitió a toda España la preocupación de la granaína en su propio lenguaje, y mientras profería un expresivo “Oh, oh, oh”, Sardá traducía sus lamentos. Bustamante estaba allí y Umbral no podía faltar para alabar en vivo al “chico de pueblo que se ha puesto así de poner ladrillos”. “¡Joder! qué pesaos con lo del andamio”, respondió el aludido.

Coto Matamoros, el más firme defensor de la causa de Carmina Ordóñez, sufrió el acoso de sus compañeros y se defendió de esta guisa.
Matamoros: “Cada vez que habláis, os pasáis nueve pueblos. Voy a montar con vosotros una escuela de asnos y me voy a forrar... Parecéis los teleñecos: Carmen (Hornillos), la cerdita Peggy; Enrique del Pozo, la rana Gustavo…

“Eso es una feria de ganado y allí lloraba todo el mundo. Miss Madrid y el 90 por ciento de la gente que desde su casa estaba siguiendo esta feria de ganado”, dijo Coto.

Loli Álvarez le dijo a Carlos que le iba a dar “cuatro guantazos” por meterse con ella.
Carlos: “Cállate, que tú y el Genil parecéis la pandilla del moco, feos y pocos. Sólo vais a darme cuatro churrupaítas en los dedos de los pies para quitarme las pelotillas. Si fuera vosotros, compraría una bici sin sillín y me iría a buscar a Bin Laden para montar con él una empresa de derribos”.

Javier Sardá consigue que el autobús con los chicos de Operación Triunfo entre en el plató y, llevado por la emoción, felicita a Rosa, le entrega unos regalos y le planta un besazo en la boca.
Sardá: “Toma, Rosa, el cepillo de dientes gigante de Massiel, una cajita con los últimos pelos de Coto Matamoros y la cola del conejo de Playboy de Boris. Para que te acuerdes de nosotros”.
Massiel: “Espero que Rosa tenga la tranquilidad que yo no pude tener.”
Latre (“El Yoyas”): “Anda, tía, ¿te has fumado un porro? A mí tu canción sólo me sirve cuando le como el… a alguien. Le digo: la, la, la…”

¿Coto es la Duquesa de Alba? “Fran y Eugenia cobraron 120 millones por su boda. Si eso no es vender su intimidad, yo soy la duquesa de Alba”, afirma Matamoros enfadado.

Boris Izaguirre realiza con su jefe las nuevas técnicas de relajación practicadas por Chenoa a Bisbal en la academia de Operación Triunfo.
Boris Izaguirre: “¿No se va relajando…?”, le dice mientras le masajea la pelvis suavemente.”

La particular visión de Boris sobre la amistad. Jesús Vázquez ha rechazado una propuesta sexual de Boris y le ofrece su “sincera amistad”.
Boris: “Jesús, un sex symbol como tú tiene que saber que para entenderse como amigos, antes, hay que pasar un momento de sexo sabrosito”.

Matamoros le insultó y él busca venganza.
Arlequín: “Le voy a dar a Matamoros por llamarme mamarracho. ¿Es que acaso tengo yo pinta de mamarracho, ahora que voy al gimnasio?”
Matamoros: “Que venga, que venga…”

“Frade se ha hecho la vasectomía, por eso piensa que el hijo no puede ser suyo”, dijo Lequio en Crónicas Marcianas. Y Enrique del Pozo contó que “en Crónicas marcianas hay una persona cuyo padre se hizo la vasectomía y luego dejó embarazada a su madre”. Sardá aclaró que no era él. “¿Pero, entonces, quién es?”, gritó.

(TELEINDISCRETA – 28 Marzo 2002)

25.3.02

FRANCISCO EXPLICA LAS RAZONES DE POR QUÉ DESPRESTIGIÓ A JAVIER SARDÁ DELANTE DE SUS NARICES



Francisco habla con Sarda

Francisco: “Bustamante, te quiero desear lo mejor y que tengas una estupenda carrera. Y a vosotros, los de Crónicas marranas que me habéis llamado a casa, ¡iros a la mierda!”.

Sardá: “La verdad es que Francisco hace tiempo que quiere venir al programa, pero es que no le encontramos un hueco”.

El cantante nos explica por qué insultó a Sardá en Crónicas Marcianas: “Estoy muy quemado con Sardá y eso que yo, en 20 años de profesión, jamás he hecho un desplante a nadie. Pero este señor, en los cinco años que lleva con el programa, jamás me ha hecho un hueco para promocionar un disco. Además, la productora de Crónicas Marcianas es la misma que la de Operación Triunfo y yo soy un artista nacido en TVE, gané Gente Joven y he ganado dos festivales de la OTI. Pero en ese programa tampoco quisieron saber nada de mí. Les llamamos, y ni se dignaban a ponerse al teléfono. Entonces, cuál es mi indignación cuando me llaman para que salga en antena y felicite a Bustamante… es como si el general saluda al cabo, con todos mis respetos para David. Y aproveché la ocasión para quedarme descansado y mandar a la mierda a Sardá. Estoy harto de programas basura que ocupan personajillos de dudosa procedencia, traficantes de droga… y estas cosas hay que decirlas, aunque me traigan problemas”.

(TELEINDISCRETA – 25 Marzo 2002)