30.4.01

JAVIER I EL DESCUBRIDOR. EL JEFE DE LOS MARCIANOS CELEBRA SU PROGRAMA 600

Javier I, el Descubridor

Actualidad, humor y espectáculo. Ése es el cóctel de sus Crónicas... tan bien agitado por un equipo de aliados insolentes. Y no sólo sobrevive, Javier Sardá sube su audiencia cada noche.

Adelante, hombre del 600, la tele privada es tuya... El poderoso Javier Sardá –al menos en lo que a audiencia se refiere– acaba de cumplir su programa número 600. ¡Y lo que le queda! Director, presentador, showman... Pero de lo que realmente puede presumir el responsable de Crónicas marcianas es de haberse convertido en todo un descubridor de talentos que gracias a él han cobrado vida –profesional– propia.

La aventura comenzó el 8 de septiembre de 1997, en Barcelona. Sardá, conocido por aquel entonces como el rostro tras la voz radiofónica de un ingenioso jubilado, "el señor Casamajor", se proponía a conquistar a la audiencia nocturna con un espacio provocador, contando historias, de la actualidad o inventadas, y siempre rindiendo tributo al humor desde la perspectiva de un extraterrestre. Se rodeó de tres "marcianos" que le secundaban en la aventura. Eso es ya historia, la historia de un triunfo, porque a lo largo de sus casi cuatro años de vida en pantalla, Crónicas... ha mantenido una audiencia media de 1.664.000 espectadores, la cuarta parte de la que han cosechado los demás canales, a las intempestivas horas en que se emite. Y su formato no está, ni mucho menos, agotado, sobre todo desde que aprovecha el filón de Gran Hermano.

No cabe duda, en cualquier caso, de que gran parte de ese triunfo se debe a su transgresora plantilla de reporteros y comentaristas. De hecho, la mayoría de ellos son ya verdaderos clásicos del humor en la pequeña pantalla. El estrafalario e histriónico Boris Izaguirre; Galindo, pequeñito pero matón y muy respondón; Manel Fuentes, mano derecha del "jefe" y el único capaz de imitar en pantalla a Su Majestad; el malhumorado Mariano Mariano; Rosario Pardo –léase, a ratos, Aramis Fuster o Rocío Jurado–, o los últimos fichajes de la temporada: "la becaria" Carlos Latre y el reportero Fernando Ramos. Todos ellos arropan el éxito de Javier Sardá con su particular forma de comunicar. ¿Y qué decir de los invitados diarios, famosos o no, que han rebasado la cifra de 2.800? ¿Y de las más de 2.000 horas de riguroso directo en las que ha habido carcajadas, lágrimas, abrazos, desmentidos, insultos y, de nuevo, abrazos?

Otro factor decisivo en el éxito de Crónicas... es el público que asiste al plató, muy participativo con sus vítores y abucheos, según corresponda. En total, 150.000 personas han viajado a Marte desde 1997, y muchos de ellos confiesan haber alucinado –que no alunizado– con la experiencia. El perfil medio del espectador de Sardá es joven –la mayoría tiene entre 25 y 54 años–, y pertenece a una clase social media. En cuanto a la procedencia, el 40 por ciento de los fans del programa vive en el País Vasco, seguidos por los canarios y, en tercer lugar, por las comunidades que no disponen de canal autonómico.

Javier Sardá es algo así como el flautista de Hamelin, en versión extraterrestre. ¡Que sea por muchos años!

Ver foto de Javier Sardá

(Elisa Llanos - TELEINDISCRETA – 30 Abril 2001)

26.4.01

600 NOCHES DE CRÓNICAS MARCIANAS



Crónicas Marcianas celebra hoy los 600 programas, sin que la competencia haya podido desbancarle del liderazgo en la franja del late night, en el conjunto de España. Mezcla de periodismo y espectáculo, de actualidad y de humor, de rigor y de transgresión, el show que dirige y presenta en Tele 5 Javier Sardà ha sabido cultivar desde el 8 de septiembre de 1997, día en que se estrenó, una audiencia que responde, mayoritariamente, al perfil de un espectador joven, de entre 25 y 54 años, y de clase media.

En sus cuatro temporadas de emisión, el espacio se ha convertido en una cantera de personajes que, con su presencia en Crónicas marcianas, se han hecho un hueco en la jungla televisiva. Es el caso de Boris Izaguirre, Galindo, Manel Fuentes, Mariano Mariano, Rosario Pardo, Carlos Latre y Fernando Ramos. Por su plató, en Barcelona, han pasado más de 2.800 invitados, además de tertulianos, polemistas, protagonistas de la actualidad y gente de la calle, y unas 150.000 personas de público, procedentes de todas los rincones de España.

Esta apuesta se ha visto correspondido con una gran cuota de pantalla media en España, que ha crecido desde el 22,5% inicial al 31,7%, correspondiente a la actual temporada. En Catalunya, el incremento ha sido menor: del 22,1% del primer año al 26,8% de media actual.

(EL PERIÓDICO – 26 Abril 2001)

20.4.01

CARLOS LATRE: “ME ENCANTA DECIR BARBARIDADES, APROVECHANDO LOS PERSONAJES”



Con tan solo 22 años, Carlos Latre ha esbozado ya lo que sin duda será una larga y brillante carrera en el mundo del humor. Muchos le comparan con Florentino Fernández, su homologo en el “Informal”, debido a su sencillez y a su bonachona apariencia física. Nacido en Castellón, Latre cuenta que siempre estuvo interesado en el Periodismo, de forma que, cuando, por mediación de un amigo, le ofrecieron un puesto como locutor en los 40 principales, dejó de trabajar de camarero para disfrutar de la “gran lotería que supone dedicarse a lo que a uno le gusta”.

Sus imitaciones en el programa le valieron una oferta de Radio España, donde todavía hace caricaturas de famosos y bromas telefónicas en el espacio “Segundos fuera”. Fue precisamente en este programa donde Carlos Latre dió vida por primera vez al tertuliano de Crónicas Marcianas Juan Adriasensi y a su director Javier Sarda” quienes mas o menos hace un año le brindaron la oportunidad de ser un marciano más en el magazine nocturno. Recuerda además que cuando recibió la llamada en la que le ofrecían la oportunidad de unirse al ejército humorístico de “Crónicas” sintió el impulso de saltar de alegría.”

- ¿No es complicado trabajar con humoristas tan distintos, simultáneamente, en la misma mesa?

- Asombrosamente no. Resulta de hecho muy fácil porque entre nocotros hay mucha compenetración y ya hemos aprendido como hacer complementarios nuestro diferentes caracteres: Rosario es más actriz y Mariano es más cómico a la antigua usanza. Los dos son buenísimos, y todos tenemos un buen rollo impresionante. Boris, por su parte es todo un espectáculo, es increíble, muy interesante e inteligente.

- ¿En que consiste el proceso de preparación de los personajes? ¿Los escoge usted mismo?

- Sardá me deja mucha libertad a la hora de elegir e interpretar a mis personajes. Algunos como el de Dinio, me los proponen. Otros como Adriasensi son míos. Normalmente, cuando acabo de trabajar en la radio, sobre las dos de la tarde, me llaman por teléfono y me dicen el personaje que voy a tener que interpretar esa misma noche. Me envían videos que utilizo para sacar la voz. No es hasta después, cuando me maquillan de acuerdo al personaje, cuando empiezo a practicar con los gestos y la manera de moverse.

- ¿Cuánto hay de improvisación en “Crónicas Marcianas”?

- Siempre tienes un guión en el que apoyarte en caso de quedarme en blanco, pero prácticamente todo es pura improvisación, conforme lo que se va diciendo en la mesa por los demás, etcétera. Es la magia que tiene el programa.

- ¿Qué personaje le gusta mas imitar?

- Me gusta mucho el personaje de la Pitonisa Lola, porque da mucho juego. Me encanta decir barbaridade aprovechando su personaje. Es esperpéntico, te permite exagerar más todavía. Al de Bea, la becaria le tengo mucho cariño también

- ¿Qué humoristas españoles le gustan más?

- Supongo que destacaría entre los grandes a Martes y Trece.

- ¿Es tímido?

- Mucho. Soy abierto con las personas en general, pero en el fondo soy muy cortado. Cuando actuó, eso sí, me transformo

- ¿Tiene algún otro proyecto preparado, en otros medios, por ejemplo?

- Nada en concreto. Estoy abierto a todo, pero ahora estoy muy bien con lo que hago.

- ¿Cómo es capaz de imitar con tanta perfección cualidades tan peculiares como la voz de Támara?

- (ríe). Bueno, aparte de la interpretación, en ese sentido es muy importante el excepcional trabajo que hacen las maquilladoras del programa, como Juana Navarro. Es increíble la rapidez con la que trabajan y los resultados que consiguen.

(Marta Moreira - TELETODO – 20 Abril 2001)

MARIANO MARIANO, EL HUMORISTA DE CRÓNICAS MARCIANAS Y LOS CHISTES DE GRAN HERMANO



Mariano Mariano y los chistes de Gran Hermano

Con sus bromas y chascarrillos pone la nota cómica en Marte, un planeta en el que todo está patas arriba. Mariano Mariano tiene ahora un nuevo pasatiempo: reírse de los concursantes de 'Gran Hermano', que son los protagonistas de sus últimos chistes. Y es que la vida de los habitantes de la casa da para eso y para muchas cosas más.

• Alonso está buscando trabajo, se presenta en una oficina y pregunta al director:
– Perdone, ¿cuánto se cobra aquí?
– Unas 100.000 pesetas, y más adelante 200.000 pts.
Alonso responde enfadado:
– Pues entonces vendré más adelante.

• Pocos días antes de entrar en la casa, Emilio va a la estación y pregunta en información:
– ¿A qué hora llega el tren de Valladolid?
– A las 18:00 h.
– ¿Y a qué hora sale?
– A las 18:50 h.
Al rato vuelve a preguntar:
– ¿Y el de Santander?
– Llega a las 13:50 h y sale a las 14:00 h.
Y así iba preguntándole por los horarios de los trenes que pasaban por allí. Cansado de tanto interrogatorio, el señor de la estación le dice:
– Oiga, ¿qué pasa?, ¿se va a montar en todos los trenes?
– No, es que voy a cruzar la vía y no quiero que me atropelle ninguno.

• En el casting de Gran Hermano, le preguntan a Fran, el mayor de los inquilinos de la casa:
– Y tú, ¿de dónde eres?
– Soy de Extremadura.
–Ya, ¿pero de Cáceres o de Badajoz?
– No, no, yo soy del mismo Extremadura.

• Fayna está comiendo pipas en la puerta de Gran Hermano y aparece Mary y le dice:
– ¡Las pelas!
– Mujer, ¡no me las voy a comer con cáscara!

• Una noche antes de entrar en la casa, está Carlos vomitando en la puerta de una discoteca y, de repente, aparece una chica que pregunta:
– ¿Vomitas?
– Tú sí que eres bonita, contesta él.

• Un día, Ángel y Alonso están conversando animadamente y dice el segundo:
– Oye, ¿la salida?
– No digas que te lo he dicho yo, pero es aquella chavalita de allí, responde Ángel.

• Un señor va a ver a Eva, la puericultora del grupo:
– Mire, este niño ya tiene un año y todavía no ha abierto los ojos. Ella le contesta:
– El que tiene que abrir los ojos es usted, porque este niño es chino.

• Carlos, el chuleta, le cuenta a los demás hermanos:
– Me he comprado doscientas palomas.
– ¿Mensajeras?, preguntan los otros.
–No, no te ensajero, doscientas.

• Kaiet está mosqueado con Tierra, la perrita de Gran Hermano, porque le recuerda al suyo:
– Mi perro es mejor porque dice guau y miau.
Y Carlos le responde:
– Pues yo en mi casa tengo un bote que dice melocotón en almíbar.

• – ¿Cómo te llamas?, le preguntan a Mary.
– María de la O.
– ¿Eh?
– O.
– ¡Ah!

(SUPERTELE – 20 Abril 2001)

13.4.01

SARDÁ Y MILÁ, LA PAREJA DIABÓLICA



Mercedes Milá y Javier Sardá, funcionan como una pinza diabólica que aplasta todo lo que se le cruza en el camino. Tele 5 tiene en esta pareja un seguro de vida para las apuestas más fuertes –como esta temporada- conseguir que “Gran Hermano” desanime a la competencia y haga colarse a Tele 5 muy cerca de TVE en los índices de audiencia.

El director de “Crónicas Marcianas”, con alguna ayuda externa, salió vencedor en la franja denominada “Late Night”, donde antaño triunfaba Pepe Navarro, y ahora reina en la medianoche con un ejército de monstruos. Toda esa tropa la ha puesto Sardá al servicio de Gestmusic-Endemol para que la segunda edición de “Gran Hermano” no decaiga y los supervivientes de la primera –que va a medias con la empresa- tengan una plataforma donde seguir produciendo dinerín.

Mientras, Mercedes Milá, es la encargada de vender el programa con todas las argucias de las que es capaz, y un rostro de absoluta profesional del engaño. Sin embargo, lo hace con tal convicción, que arrastra a la audiencia y puede machacar a quien se le ponga de frente. Esto es lo que ha ocurrido con Isabel Gemio, a la que Antena 3 le acaba de dar el pasaporte y no volverá después de pascua con su “Noche y Día”. Con un par de numeritos dominicales, Mercedes Milá ha dejado a la Gemio y el cutreprograma de “Producciones 52” con dos palmos de narices.

Sardá y Milá son considerados, por una parte de la población, como unos cínicos de mucho cuidado, precisamente porque de tontos no tienen ni un pelo. Los dos se lo montan de progres y concienciados a la hora de argumentar, y de expertos comerciales, a la hora de actuar. Ganan un pastón y tienen la cobertura de esa potente empresa que es Gestmusic-Endemol, con la que trabajan a destajo y bien. Tele 5, que no puede hincarle el diente a Ana Rosa Quintana en la tarde, se carga lo que se le pone al paso en cuanto cae la noche.

(Encarna Jiménez – LIBERTAD DIGITAL - 13 Abril 2001)