31.10.97

JAVIER SARDÁ: "ME GUSTA LA COMPETENCIA, AUNQUE YO SÓLO COMPITO CONMIGO MISMO"



Sarda solo compite consigo mismo

A Javier Sardá le encanta el gallinero que se forma hacia las nueve de la noche cuando llega el público de Crónicas marcianas. Bocadillos para cenar y a las 11 de la noche empieza la función. Él dice que sólo compite consigo mismo y no con otros pero mientras, aumenta el número de telespectadores que se unen a su aventura de la noche.

Pregunta. ¿Le ha cambiado la vida?

Respuesta. Me ha cambiado el horario, el biorritmo.

P. ¿Vale la pena el sacrificio?

R. Intento que mi trabajo sea vida, pasarlo lo mejor posible. Si estás mirando el reloj, mala cuestión.

P. ¿Fue dura la elección entre radio y tele?

R. Desde el punto de vista personal, sí, porque en la radio he estado comodísimo y tengo amigos. En lo profesional no había elección. No hay nada peor que preguntarse qué hubiese sucedido si...

P. Sus amigos decían que acabaría en la televisión. El tiempo les ha dado la razón.

R. Es cierto. Yo no pensaba que acabaría optando por la televisión. Me siento muy de radio.

P. ¿Es temporal o definitivo?

R. Nunca se sabe. Lo cierto es que una oferta así no es habitual: que te digan que hagas el programa que quieras, con el espíritu de la radio pero en la tele. Hace cinco años esto era insólito y, seguramente, dentro de dos no me lo hubieran ofrecido.

P. ¿Le dieron el programa para sustituir a Pepe Navarro?

R. Todo el mundo sustituye a alguien. En Tele 5, en esta franja, con mi programa sustituí a alguien, sin más.

P. Llevan más de 40 programas. ¿No teme a la repetición?

R. Después de 12 años de radio, si tuviese miedo a esto... Al contrario, tengo una sensación refrescante. Es como una regeneración.

P. La competencia ayuda a crear nuevos contenidos y formas.

R. La competencia siempre ayuda. No hay nadie innovador. Todo depende de cómo se haga. A mí me gusta la competencia, a pesar de que sólo compito conmigo mismo. Sólo duermo tranquilo cuando tengo la sensación de que lo podía haber hecho mejor.

P. ¿La competencia es tensión?

R. Sí, pero una tensión que me gusta, positiva. Yo hago mi programa y no veo que haya programas parecidos.

P. ¿Qué espera de Martí Galindo, Mariano Mariano y Javier Fuentes en el plató?

R. Me gusta que improvisen. Que tengan ideas. Es un pecado mortal salir a un plató sin saber qué quieres. Lo importante es que cuando salgan, vayan a por todas.

P. Presenta temas polémicos a veces y morbosos otras, pero siempre mantiene cierto distanciamiento. ¿Una actitud o un papel?

R. Es una actitud mía. En el programa no hay nada que no se pueda tratar. La diferencia es el cómo. Truman Capote escribió A sangre fría entrevistando a gente condenada a muerte. Hoy sería telebasura. Me niego a hacer telebasura. Me parece un insulto. Un insulto que generalmente viene de periódicos que tratan en páginas precedentes el mismo tema. A los que digan que Crónicas marcianas es telebasura, les digo que telebasura es su madre.

(Elena Cuesta – LA REVISTA DE EL MUNDO – Nº 110)

20.10.97

NAVARRO SE ENCUENTRA CON LA SOMBRA DE SARDÀ



Ellos, Pepe Navarro y Xavier Sardá, intentan quitar hierro al duelo que mantienen en las madrugadas televisivas. Insisten en que hacen sus respectivos programas ajenos a la presión de las audiencias. Pero las cadenas para las que trabajan bombardean diariamente a los medios de comunicación con notas sobre los millones de espectadores que arrastran uno y otro. Globalmente, en el primer mes de competencia, Navarro se impone a Sardà, aunque las distancias se acortan y la sombra de Crónicas marcianas (Tele 5) empieza a truncar el rictus de La sonrisa del pelícano (Antena 3).

Durante dos años, Pepe Navarro ha sembrado la televisión de cadáveres. Pero su reinado parece que acaba. Ahora comparte las madrugadas con Xavier Sardá, el periodista que le relevó en Tele 5 cuando dio por terminado el programa Esta noche cruzamos el Mississippi. En el continuo tira y afloja entre ambos, el pasado jueves se produjo por primera vez un empate técnico durante el tiempo de coincidencia de los dos espacios. Atraparon a más de la mitad del público (26,1%, Navarro, y 26%, Sardá).A la hora de comparar las audiencias del pelícano y de los marcianos hay que tener en cuenta el horario de emisión, la duración y el arrastre del programa que les precede. Crónicas marcianas obtiene los mejores resultados -por encima de los dos millones de seguidores- los martes y los miércoles. Sale al aire al filo de las 23.00 y hereda parte del millonario público adicto a Médico de familia y Querido maestro. Aparecer en pantalla después de las 23.30 se traduce en una pérdida de medio millón de espectadores como promedio.

La sonrisa del pelícano ha cosechado sus mejores marcas en lunes, día en que Antena 3 transmite partidos de la Liga de fútbol. También el horario condiciona los resultados. Algunos días aparece poco después de las 22.30 y otros comienza pasada la medianoche.Pepe Navarro considera "terrible" salir a horarios tan dispares. "El programa está pensado para un horario determinado. Comenzar antes de la medianoche implica ganar público, pero también inventar un programa distinto, factor que distorsiona un poco la filosofía del espacio. Hay que estar dando bandazos y eso es perjudical", admite. Además del horario de salida, la duración es un factor clave a la hora de contabilizar la cuota de pantalla. Así, por ejemplo, el pasado jueves Crónicas marcianas obtuvo 1,2 millones de espectadores y una cuota del 26,1%, mientras que La sonrisa del pelícano agrupó a 1,8 millones y su porcentaje total fue del 22,5%. Duraron prácticamente lo mismo, pero el espacio de Tele 5 comenzó 40 minutos después.

Pese a todo, Sardá está satisfecho de su nueva singladura. "En sólo un mes se han superado las previsiones que Tele 5 se había marcado. En la primera semana hemos conseguido imprimir un espíritu. Si un programa no tiene ambiente y clima, no vale para nada", explica Sardá. Insiste en que se ha desbordado la lectura más optimista y se niega a entrar en controversias con el programa de Navarro.

En la misma línea se manifiesta el responsable de La sonrisa del pelícano. Navarro recalca las exclusivas que ha conseguido y cita entre ellas las entrevistas a Mario Conde, a Mick Jagger y a Miquel Ricard. Considera que el primer mes de emisión ha sido "de tanteo" para comprobar la reacción del público.

José Manuel Lorenzo, director general de Antena 3, ha puesto al alcance de Pepe Navarro "todos los medios" para sacar adelante "una de las apuestas más importantes de la cadena". Es un programa "sin formato, abierto y capaz de albergar cada día cosas nuevas", argumenta Lorenzo. "Ser líderes es lo de menos. Lo importante es que estamos acercándonos a lo que queremos hacer. Se están subsanando algunas carencias y estamos cogiendo ritmo. Ha habido problemas de ajuste", dice Navarro.

En esta fase de "acopIamiento" ha caído Miguel Ángel García Juez, el segundo de La sonrisa del pelícano. El periodista relativiza la competencia de Crónicas marcianas. Afirma que en los dos últimos años ha tenido una competencia muy dura y califica de "absurdo" plantear su nueva etapa como una competencia directa con Sardà. "No jugamos a ser líderes. Cada uno en su terreno, tratamos de divertir, entretener e informar". Sardá también lo tiene claro: "No compito con Navarro, sino con TVE-1, La 2 y todas las autonómicas", alega.

Cada uno de los dos periodistas se apoya en personajes variopintos. Sardá ha lanzado a la popularidad a los uniformados Mariano Mariano, Galindo y Fuentes, que imita por igual al futbolista Stoichkov como a Jordi Pujol, o al mismísimo Rey. "Galindo aporta el sentido común, la experiencia y un cierto escepticismo, y Fuentes imita al Rey como a cualquier hijo de vecino, pero con respeto y cariño", según Sardá. "Estoy seguro de que si lo ha visto se ha reído", añade.

Navarro ha rescatado a Florentino Fernández (Crispín Klander y Lucas Grijander) y a La Veneno, sus últimos baluartes del Mississippi. "Aparecerá quien esté de actualidad, y La Veneno es una estrella que interviene en una serie de Antena 3. Su presencia no significa un endurecimiento de los contenidos. Las cosas son como son y nadie las endurece a su capricho".Los dos programas han coincido en tratar temas como el del caso Arny. Sardà niega que el paso por Crónicas marcianas de algunos implicados en la antesala del juicio, haya contribuido a subir la audiencia. "Hemos comprobado que lo que de verdad hizo subir la curva fue la entrevista a Antonia Dell'Atte".

(Rosario G. Gómez - EL PAIS – 19 Octubre 1997)

18.10.97

FAEMINO Y CANSADO LLEVAN EL HUMOR ABSURDO A "CRÓNICAS MARCIANAS"



Carlos Faemino y Javier Cansado, alejados de la televisión desde hace tres años, vuelven el próximo lunes a la pequeña pantalla. Ese día se convertirán en dos histriónicos cosmonautas enviados por la NASA a Marte, el escenario desde el que Xavier Sardá emite de lunes a jueves Crónicas marcianas. El programa de madarugada de Tele 5 inaugurará una minisección, titulada Odisea espacial, en la que Faemino y Cansado intervendrán desde una estación orbital. Su misión consiste en comentar los asuntos cotidianos de la Tierra.

Encargar una pizza por teléfono, hacer la compra en un hipermercado espacial o celebrar una junta de vecinos en Orión son algunos de los asuntos sobre los que discutirán Faemino y Cansado cada noche dentro de Crónicas marcianas. La colaboración de estos genuinos representantes del humor absurdo y surrealista tendrá una duración aproximada de cinco minutos y su propósito es explicar con un espíritu didáctico las cosas cotidianas que ocurren a su alrededor. "Intentamos transportar al espacio, desde el absurdo, el mundo real de la Tierra, pero sin estar pendientes de la actualidad", comenta Javier Cansado.En este nuevo papel, los humoristas han adoptado la personalidad de "dos cosmonautas al servicio de la ONU, pero muy españoles y un poco cutres", según definición de Cansado. Pese a que el programa se emite desde Barcelona, los creadores de estas "aventuras castizas en la galaxia" quieren salir al aire desde Madrid. Hoy mismo estudiarán con la productora Gestmusic, encargada de la realización de Crónicas marcianas, las posibilidades técnicas para entrar en vivo y en directo en el programa que el periodista Xavier Sardà presenta en las madrugadas de Tele 5.

La idea, según Cansado, es aparecer en un decorado sobrio mediante un plano secuencia, sin ningún movimiento de cámara. "Como si estuviéramos en el teatro", apunta el humorista. En el programa inaugural intentan llevar a cabo una delicada misión de la ONU: eliminar un planeta de la galaxia.Faemino y Cansado comenzaron a forjar su unión en el Retiro madrileño, donde actuaban ante los paseantes. Más tarde trasladaron su espectáculo a los locales nocturnos de moda. Debutaron en televisión en el espacio infantil Cajón desastre. Desde su última aparición en la pequeña pantalla (El orgullo del Tercer Mundo, La 2) han pasado tres años. Su humor. ha sido siempre blando, ingenioso e inteligente, huyendo de las parodias a personajes populares.

Javier Cansado seguirá embarcado en su próxima novela y manteniendo su habitual colaboración en el programa vespertino de la cadena SER La ventana, en el que cada miércoles realiza una entrevista junto a la directora del espacio, Gemma Nierga. Faemino, por su parte, continuará produciendo cortometrajes a través de su propia empresa.

(Rosario G. Gómez - EL PAIS – 17 Octubre 1997)